Cómo empezar a pintar sobre lienzo

Introducción

Pintar le gusta a (casi) todo el mundo. Si ahora realmente no te gusta es porque no te acuerdas de la ilusión que te daba estrenar una caja de colores o la alegría que sentías cuando te regalaban un set de acuarela o la felicidad que te entraba cuando quedaba poco tiempo para terminar la clase y la maestra decía: “dibujo libreee”. Haz memoria y visualiza el momento, estoy segura de que se te dibuja una sonrisa en la cara.

Muchas veces nos planteamos volver a pintar, sobre todo, cuando vemos el cuadro de algún familiar o amigo. Al principio puede darnos un poco de miedo, pero una vez que traspases ese límite, crear será la mejor de tus experiencias y créeme, hagas lo que hagas será algo único y auténtico.

A continuación, te ofrezco una serie de consejos prácticos para empezar a pintar y varios trucos para que te sirvan de inspiración.

Descubre qué necesitas

1er paso: Busca un lugar para pintar

Ha llegado el momento de establecer tu “rincón de pintura”. Todo artista necesita de su zona privada o sagrada donde poder concentrarse, inspirarse y tener sus materiales.

Necesitarás un lugar especial para ser valiente, donde experimentarás, jugarás, conectarás contigo misma, te evadirás y saldrás con una energía y motivación imparables por haber dejado fluir, a través de la pintura, lo que sientes dentro de ti.

Así es que busca una zona de casa, puede ser una habitación, una sala, un rincón, etc. que sea más o menos amplio y decóralo como desees.

2º paso: Hazlo tuyo

Estás creando un espacio y es para ti.

Mas allá de tener tus pinturas, considera adornar ese espacio con cosas que te motiven y te inspiren, que sean especiales para ti, cualquier cosa significativa que te haga sentir bien. Pueden ser plantas, flores, imágenes que evoquen un momento memorable, velas, objetos a modo de talismán, incienso, frases motivacionales…

Prueba hasta que te sientas cómoda y ese rincón adquiera un sentido para ti, que notes que te pertenece porque es parte de ti, es algo tuyo.

Algo que no falla nunca es la música, no importa del tipo que sea siempre y cuando sea tu música preferida o te sientas a gusto escuchándola.

3er paso: Equípate

Ahora sí, llega el momento de reunir todo el material.

Prepara pinturas. Para empezar, te aconsejo que tengas, como mínimo, los colores primarios (amarillo, magenta y cian) más el blanco y el negro. Con el tiempo irás formando tu propia paleta de colores, pero si no quieres gastar mucho, con esos cinco colores tienes suficiente.

También debes proveerte de pinceles: pueden ser de cerdas naturales o artificiales (más económicos) y de espuma. Sugiero que tengas una variedad de formas y tamaños.

Una paleta: puede ser de madera, plástico u otro material duro no poroso. Si es blanca mejor, te ayudará a ver mejor el tono de los colores.

Un bote para agua en el caso de pinturas acrílicas o, para aguarrás, en el caso de pinturas al óleo. Trapos o toallas viejas recortadas. Delantal o baby para no mancharte la ropa y, por último, un caballete o mesa en su defecto con una buena iluminación.

4º paso: los lienzos

Aquí tienes varias opciones. Puedes elegir entre lienzos que ya vienen imprimados, casi todos los fabricantes tienen tres formatos determinados: figura (F), paisaje (P) y marina (M), dependiendo de lo que quieras dibujar.

O bien comprarte los bastidores y travesaños de las medidas que tú quieras y montarlos en casa. Esta opción es muy recomendable si quieres lienzos de medidas especiales y salirte de los estándares establecidos. Para eso necesitarás, además, tela, grapas e imprimación. Ésta suele ser gesso de color blanco, pero si quieres darle un tono, puedes añadirle algún pigmento de color y mezclar todo bien antes de aplicarla en el lienzo.

Una vez que tengas el lienzo imprimado llega la hora de dibujar y enfrentarte al lienzo en blanco. ¿Y qué pintamos ahora?

¡Bienvenida inspiración!

Si estás con falta de inspiración o creatividad, aquí te dejo unos cuantos recursos para salir airosa.

Empieza siempre por ejercicios más sencillos que te produzcan bienestar, te vayan motivando y te permitan entrar en estado de Flow. Así, poco a poco irás calentando motores y tu cerebro te pedirá más momentos de creación.

Nunca sabes donde te llevará un comienzo, por lo tanto, no des la espalda a nada y abraza la inspiración.

1. Coge un bolígrafo, lápiz, rotulador o cualquier herramienta de dibujo y un papel de cualquier tipo o tamaño. Pon una de tus canciones favoritas y permítete dibujar intuitivamente mientras sigues el flujo y el ritmo de la canción.

Olvídate de prejuicios y de lo que se considera bien o mal. Olvídate de cualquier idea preconcebida que lleves. Simplemente deja que la canción te inspire con cada nota. Mantente abierta a crear imágenes reconocibles o juega con la abstracción.

Intenta no levantar el bolígrafo del papel durante el tiempo que dure la canción, prueba a hacerlo con tu mano no dominante o incluso a cerrar los ojos. Todo un reto ¿te atreves?

2. Coge dos cajitas y mete en ellas ideas diferentes. En una puedes meter papeles escritos con la temática de algo que te gustaría pintar, como, por ejemplo: mariposas, paisajes, personas, pájaros, casas… y en la otra meter papeles con técnicas, efectos o estilos diferentes como: pintar en tonos cálidos, usar colores complementarios, hacerlo en abstracto, imitar a los impresionistas, utilizar el blanco y el negro, etc.

Ahora coge un papel o lienzo e intenta dibujar lo que te ha salido. ¿Qué te hace sentir? ¿te gusta el resultado? Siempre puedes experimentar a partir de ahí.

3. Visita alguna galería o exposición y dibuja o apunta en una libreta los aspectos y detalles que te hayan gustado de los artistas visitados. No se trata de copiarlos sino de interpretar y dejar que se mezcle con tu propio estilo, quizá descubras nuevos caminos, nuevas técnicas o nuevos enfoques.

A veces rodearnos de obras de artistas hace que fluya nuestra inspiración y quién sabe los resultados a los que podemos llegar.

Refréscate y deja que florezca tu creatividad.

4. Usa palabras o textos. Pinta el lienzo con algún tono que te guste y escribe encima un poema, el estribillo de una canción que te anime o palabras que definan un momento especial de tu vida. Puedes realizar el texto con la misma gama tonal que en el fondo o bien decantarte por un color complementario que genere contraste y lo haga resaltar.

No te preocupes por la caligrafía, deja que sea espontánea, juguetona, de diferente tamaño y grosor. A partir de ahí experimenta con pinceladas, dibujos, manchas, recortes… ¿te viene alguna imagen a la cabeza? Sé libre de utilizarla. Puede quedarte un trabajo muy chulo y moderno.

Conclusión

Estas son solo algunas opciones que te pueden ayudar cuando tengas momentos de escasez de ideas e inspiración. No siempre se puede rendir al 100% y encontrar la creatividad a veces cuesta. Echar mano de estos ejercicios e incluso crear variaciones de ellos mismos, puede abrirte un abanico de oportunidades.

Por eso, créate tu espacio, reúne y ten a mano todos los materiales necesarios para pintar y que nada interrumpa tu flujo creativo una vez que empieces a crear.

Recuerda, un lienzo en blanco es una oportunidad para expresarte y crear, invita a tu imaginación y emociónate dando vida al artista que llevas dentro.

Deja un comentario

Descubre las 5 razones que te están frenando y no te dejan ser creativo

Responsable del fichero: Marina Martínez Sánchez.

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás Ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Susprimir tus datos enviando un email a info@misspinceladas.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Fondo

CONTACTO

Responsable del fichero: Marina Martínez Sánchez. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign cuyo titular es ActiveCampaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás Ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Susprimir tus datos enviando un email a info@misspinceladas.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en POLÍTICA DE PRIVACIDAD.